Resumen

El corpus iconográfico de la masonería es un elemento esencial en las prácticas rituales y un soporte privilegiado para transmitir sus doctrinas, su saber y su ciencia. Las imágenes y símbolos masónicos trascienden la experiencia estética para adentrarse en el terreno de lo iniciático, es decir, de lo espiritual; por lo tanto, el legado iconográfico que la Orden ha conservado es una representación del mundo sagrado a la que solamente se accede mediante su propio lenguaje: el simbólico, vehículo y fundamento de su sabiduría. Por ende, el objetivo del siguiente trabajo es analizar las fuentes en las que se ha inspirado el imaginario masónico a fin de comprender su significado primero y radical, su naturaleza original y los elementos que lo componen. Se intentará también poner de manifiesto el itinerario experimentado por este universo iconográfico desde el siglo XVIII hasta la actualidad, lo cual revelará la naturaleza de la metamorfosis experimentada por la masonería moderna desde su fundación.