Resumen

La endocarditis infecciosa es una enfermedad con elevada morbimortalidad. Afecta principalmente a personas con cardiopatías degenerativas, adultos mayores y antecedente de cardiopatía reumática. El endotelio valvular o endocárdico es naturalmente resistente a la colonización de bacterias, por lo que debe de haber una lesión y formación de trombo que es luego colonizado por microorganismos, generando lo que se conoce como una vegetación. Los agentes causales más aislados incluyen los estreptococos orales y los estafilococos. La mayoría de pacientes se presenta con fiebre, síntomas constitucionales y un soplo de novo o que cambió de características. Los criterios modifi-cados de Duke incluyen criterios clínicos, microbiológicos y ecocardiográficos. Se recomienda a todo paciente con sospecha moderada de endocarditis infecciosa, realizar inicialmente un ecocardiograma transtorácico. Las complicaciones cardiacas son las más comunes, seguidas por las complicaciones neurológicas. Hoy en día se aboga por un tratamiento quirúrgico temprano, sin embargo, hasta un 25% de los pacientes quirúrgicos no se operan. La piedra angular del tratamiento son los antibióticos bactericidas parenterales y se tiende a mutilizar terapia doble con acción sinergista.

Palabras clave: Endocarditis infecciosa, ecocardiograma, Staphylococcus aureus