Resumen

El trastorno bipolar es una enfermedad crónica que se caracteriza por fluctuaciones del estado de ánimo con alternancia entre períodos de manía y de depresión. Afecta aproximadamente a un 1% de la población y se presenta durante los años reproductivos de la mujer. Durante el embarazo tiene efectos negativos en el desarrollo del niño, y representa un periodo de mayor peligro para la mujer por el riesgo de recaídas, aumentando la probabilidad de abuso de sustancias, suicidio e infanticidio. El diagnóstico es el paso más importante del manejo, ya que los tratamientos a utilizar son más complicados que los tratamientos de otros trastornos psiquiátricos. Los fármacos mayormente usados en el trastorno bipolar durante el embarazo comprenden el litio, la lamotrigina y los antipsicóticos de segunda generación. El propósito de este artículo es informar al personal médico sobre la patología, los riesgos de la no medicación y los retos que conlleva el tratamiento.

Palabras clave: Trastorno bipolar; embarazo; postparto; lactancia: litio; lamotrigina; antipsicóticos; antidepresivos.