Resumen

Este artículo tiene por objeto analizar los abusos en las condiciones de trabajo impuestas a las comunidades indígenas del nororiente del Nuevo Reino de Granada durante el siglo XVII. La asignación de trabajos fuertes, la continua extracción de sus pueblos ancestrales, la constante presión ejercida por vecinos y encomenderos y la conmutación de trabajo a cambio de ser eximido del pago del tributo, fueron factores que ocasionaron una extenuante carga laboral a través del sistema de encomienda, la mita y el concertaje. Así entonces, la Corona española se vio en dificultades para conciliar su afán por extraer las mayores riquezas de sus colonias, la necesidad del indio de producir al máximo su tierra y la constante presión de blancos y mestizos urgidos de mano de obra. A fin de cuentas, estos excesos influyeron en la merma demográfica de las comunidades indígenas y en el progresivo deterioro de sus condiciones sociales y económicas pero, por otro, lado incentivó el mestizaje.