Resumen

Con la Constitución Política emitida el 7 de noviembre de 1949 inicia a regir y llevarse a la
práctica un conglomerado institucional, requerido para dar soporte al estilo de desarrollo que
profundizaría el esquema capitalista iniciado desde el siglo XIX. Este instrumento jurídico sería
un apoyo para la emergencia al poder político de los sectores sociales que, desde hacía décadas,
propugnaban por abrirse paso frente a las limitaciones del liberalismo mantenido por la oligarquía
cafetalera en asocio con el capital extranjero.
Con ella se crearon o consolidaron instituciones que se ocuparían de aspectos económicos, de
infraestructura y energía, con el fin de apoyar los procesos productivos. Otras tendrían un carácter
social, para asegurar una base sólida de respaldo político para los nuevos detentadores del poder,
además de la mano de obra con la calidad requerida, sustentada en programas de educación,
salud, vivienda y bienestar social. En el mediano plazo ocurre una recomposición de la oligarquía,
integrando a los nuevos sectores, y se fortalece el capitalismo como sistema económico social, lo
que implicó mayor influencia del capital transnacional, ampliando el vínculo con las inversiones
provenientes de Estados Unidos.

Palabras clave: desarrollo económico y social, educación, salud, vivienda, bienestar social