Resumen

El presente trabajo intenta ser una contribución a la historiografía salvadoreña relativa a la

caída del General Maximiliano Hernández Martínez, quien fue obligado a renunciar después

de 13 años de gobierno luego de una fuerte oposición civil conocida como la “huelga de los

brazos caídos”, la cual tuvo lugar inmediatamente después de un fallido alzamiento militar el

dos y tres de abril de 1944.

Aunque este acontecimiento ha sido objeto de algunos estudios académicos, existen muy

pocos que hagan referencia directa al contenido del juicio militar que se constituyó en contra

de quienes aparecían involucrados en el alzamiento. El Consejo de Guerra establecido para 

tal efecto, dictó sentencia de muerte para 44 personas, mayormente militares. De estos fueron

fusilados por estar presentes, 13 militares y un civil.