Resumen

El debate sobre las relaciones entre estas dos disciplinas suele poner en el centro de la atención el

tema de la verdad y el de la verosimilitud. El punto de partida arranca del hecho de que la historia

escrita, tiene pretensiones de verdad, mientras que los géneros literarios solamente la simulan y

proponen escenarios irreales pero plausibles; verosímiles, pero no verdaderos. Por ese camino,

la discusión se cierra muy pronto y múltiples opciones se quedan por el camino. Es bien cierto

que sobre el tema de las relaciones entre verdad y ficción hay todo un campo de discusión que en

gran medida atañe con mayor propiedad a la literatura y no tanto a la historia ni a sus relaciones.