Resumen

En 1929, el renombrado escritor Jenaro Cardona publicaba una colección de
cuentos llamada “Del Calor hogareño”. Dentro de esa compilación destacaba un satírico relato que narraba los episodios cotidianos de un curandero de pueblo.