Resumen

En el presente texto se analizan tres obras dramáticas costarricenses de autoras contemporáneas, de contenido político y producción reciente. Las obras se analizan a la luz de las nociones de lo siniestro (Schelling, Freud) y de lo que en otro sitio he denominado el “mito de la excepcionalidad costarricense”. Las obras consideradas son: La loca, monólogo de Ana Istarú, Dicen las paredes, de Ailyn Morera, y Pentadrama, de Claudia Barrionuevo y Walter Fernández. 

 
Palabras clave: siniestro, teatro costarricense, dramaturgas contemporáneas, mito de la excepcionalidad