Resumen

La base de la relación entre cultura y desarrollo podría ubicarse en el concepto de capital cultural, entendido como la reserva de símbolos, narrativas, imágenes, ideas y valores que hacen posible la existencia de prácticas y expresiones culturales variadas, y que se actualizan en función de la creatividad humana. Pese a los méritos que se le atribuyen, la tesis de la cultura como factor de desarrollo enfrenta diversos dilemas y problemáticas. El propósito de este ensayo es examinar las formas en que se legitima el discurso de la cultura como recurso para el desarrollo, analizar las relaciones entre capital cultural, creatividad y desarrollo humano sostenible, y ofrecer un panorama de las problemáticas que enfrenta la producción cultural en la actualidad.