Resumen

Cualquiera que esté medianamente familiarizado con la historia de la cartografía sabe que el uso de la proyección de Mercator para representar el mundo, fin para el cual la proyección no fue ideada, ha sido condenada desde hace muchos decenios. La tesis mercatoriana del globo, por ejemplo, hace ver a Norteamérica más grande que Africa, a Escandinavia con más extensión que la India o a Groenlandia más vasta que Australia. Además, para volver al punto original, representa nuestro esférico planeta como un rectángulo.

Palabras clave: Mercator, relaciones de poder, globalización, representaciones, proyecciones