Resumen

La política antiespañolista que trataremos aquí, tiene sus orígenes en las muy variadas guerras que España libró con las potencias europeas - desde fines del siglo XV hasta el XVIII - a fin de conservar intactas sus posesiones, tanto en el Viejo Mundo como en América y Asia. Es conveniente recordar que por entonces Europa estaba dominada por la teoría mercantilista por lo que se buscaba el enriquecimiento a base de los metales preciosos y precisamente las colonias españolas de Ultramar podrían proporcionar riquezas.
Palabras clave: Potencias europeas, Caribe, Siglo XV al XVIII, España