Resumen

Este estudio busca comprender el tiempo en que vivimos caracterizada por la era de la ciencia y la tecnología, en un tiempo en que no se reducen a herramientas u objetos a disposición del ser humano, sino que se han convertido en formas de ver y entender el mundo, entendimientos y formas que hoy son dominantes, poderosas y hegemónicas. Así expuesto podemos hablar de una “cultura” científico y tecnológicadominantes en la medida en que establece una epistemología del mismo tipo. Se propone desde aquí esclarecer en qué medida la técnica actual o tecnología se instaura como un poder nunca antes visto y que se ve expresado en todos los ámbitos de nuestra vida, pero no de manera superficial sino de forma profunda, es decir, en la manera de entender y relacionarse con el mundo. La técnica actual posibilita los sistemas de control explícitos e implícitos en el desarrollo de las sociedades actuales que determinan con su constitución en lo individual como en lo colectivo, manteniendo las relaciones de poder y asimetría entre el pensamiento hegemónico, tecnocientífico y lo “otro” (todo aquello que no puede ser representado y pensando bajo esta lógica). Si bien Lipovestsky caracteriza al nuevo régimen de cultura (nunca antes visto antes) como hipermodernidad, aquí se propone reflexionar entorno al pensamiento tecnocientífico como expresión de una hiperhumanidad/deshumanidad.