Resumen

En la historiografía del Imperio carolingio, se ha dejado de lado el estudio de la vida cotidiana de los sectores mayoritarios que fueron vulnerables ante la brecha social, los cuales no vivieron el renacimiento cultural, artístico e intelectual de la época. Se propone en este escrito investigar cómo pudo constituirse un día en la vida de una familia campesina en el siglo IX, brindando un marco histórico alrededor de las condiciones políticas, históricas, económicas, religiosas y paisajísticas de la época. Se recurre al recurso estilístico de un diario mental, a través de personajes ficticios que narran el estilo de vida cotidiano de la población campesina, tomando en cuenta sus condiciones de hábitat más inmediatas, sus ocupaciones, distinciones por género y edad, costumbres, creencias, dificultades, percepción de la sociedad, y demás.