Resumen

El artículo plantea la preocupación por las limitaciones que presenta la población estudiantil universitaria en la comprensión lectora y la producción
escrita, desarrolla la propuesta de que cada disciplina es una cultura particular con su objeto de estudio, sus códigos lingüísticos, su forma de estructurar el
pensamiento y de realizar propuestas. Insta a la población docente de cada carrera a asumir la responsabilidad de brindar las herramientas teórico
metodológicas necesarias para aprender los contenidos de la materia, su respectiva alfabetización (aprender a leer y escribir) y el desarrollo de un discurso
crítico. Propone que la retórica aporta bases teóricas y posibles métodos en el arte de escribir y comprender textos, desde los planteamientos clásicos griegos, luego pasando por los estudios lingüísticos del lenguaje y la noción bajtiniana de los distintos géneros discursivos, así como la lingüística moderna con el empleo y comprensión del discurso.