Resumen

Se presenta una interpretación de la doctrina de la armonía preestablecida en términos de equivalencia matemática, la cual tiene tres ventajas: es eminentemente clara y fructífera; fue acogida por Euler, uno de los herederos más importantes del pensamiento leibniziano; es al menos parte de lo que Leibniz parece querer decir.