Resumen

El artículo plantea la repercusión de la inmigración en términos de las percepciones/representaciones del espacio que debe ahora reconstruir el que emigra, pues ha dejado su casa y su comunidad, las cuales le proporcionaban su identidad y su pertenencia. La inmigración descentra al individuo y hace que se enfrente a un exilio ontológico y cultural, cuando esta se realiza por otras razones que las eminentemente económicas. Las dos novelas costarricenses en estudio, Mundo, demonio y mujer (Rima de Vallbona, 1991) y Memorias de un psiquiatra (Virgilio Mora, 2005), nos permitirán analizar otras formas de inmigración, respectivamente, por causa del reagrupamiento del núcleo familiar o especialización de estudios. Estas dos formas están ligadas a ese exilio que carcome y marca a los inmigrantes.
Palabras clave: inmigración, exilio, novela costarricense, Rima de Vallbona, Virgilio Mora