Resumen

Se realizó un análisis histórico de los principales deslizamientos grandes que han ocurrido en las faldas del volcán Barva, los cuales se han transformado en flujos de escombros volcánicos (lahares no eruptivos). El primer registro se asocia con el terremoto acaecido el 15 de febrero de 1772, el cual produjo grandes movimientos en masa desde las partes altas del Barva, en las nacientes del río Itiquís, que llegaron cerca de Alajuela bajo la forma de flujos de escombros volcánicos (lahar cosísmico). Hacia el NE del cono Danta, se asocian dos deslizamientos que ocurrieron en el mismo sector. Uno entre los años 1963 y 1964 en las nacientes del río General que originó un pequeño lago por represamiento y tuvo un volumen mínimo de 0,02 km3. El otro ocurrió en el 2006, en donde se deslizó una masa de aproximadamente 0,05 km3, que alcanzó una velocidad estimada en unos 37 m/s (133 km/h), hasta transformarse en un flujo de escombros que viajó más de 20 km aguas abajo. Estos deslizamientos en las cabeceras del río General ocurrieron en una zona de pendientes muy fuertes con profusa alteración hidrotermal, y la presencia de fumarolas y aguas termales, sobre la cual sobreyacen paquetes de coladas de lava y rocas piroclásticas recientes. Este y otros sectores señalados en el trabajo son propensos a deslizamientos similares en el futuro y su transformación en flujos de escombros volcánicos, que representan un peligro dado que pueden viajar hacia sectores poblados muchos kilómetros aguas abajo.