Resumen

El presente artículo corresponde a una investigación sobre el análisis del enfoque de evaluación institucional que aplica la gestión educativa de un centro escolar privado de la Región Educativa de San José Norte. Para el análisis se consideraron como objetivos: identificar el enfoque de evaluación institucional a partir de las características de tres enfoques sobre evaluación institucional, determinar las dimensiones del enfoque utilizado y como tercer objetivo se propuso determinar la percepción que tiene el personal de la institución sobre el nivel de influencia que tiene sobre la organización el enfoque de evaluación institucional empleado.
El sustento teórico del estudio se fundamenta en tres enfoques de evaluación institucional: a saber: evaluación del currículo, desde el paradigma cualitativo, cuyos expositores son: Posner, Eisner y Stake, mencionados por Flórez (2003), evaluación CIPP (Contexto, Entrada, Proceso y Producto) de Stufflebeam y Shinkifield citados por Bausela (2003), y el enfoque de autoevaluación, Antúnez (2009). La propuesta de intervención se basó en este último enfoque.
La metodología utilizada para el estudio fue cuantitativa descriptiva, y se utilizó un cuestionario semiestructurado autoadministrado a la población de la organización objeto de estudio en las áreas: docente, técnico-administrativa, administrativa docente y administrativa. Los resultados que arrojó el estudio, muestran que aunque hay algunas características de los tres enfoques propuestos, en cuanto a la determinación de las dimensiones de la evaluación institucional, existe un enfoque de evaluación institucional específico en el centro en estudio. Por lo anterior, la percepción del personal consultado, en cuanto a la influencia que tiene el enfoque de evaluación aplicado en la institución no es significativa. Desde la función de evaluar que tiene la administración de la educación en cada centro educativo, la gestión de un proceso de esta naturaleza, sin importar el enfoque que se utilice, tiene el objetivo de determinar las necesidades existentes y, con ello, de procurar el logro de las metas de la organización. Esto involucra un proceso de construcción de una cultura de evaluación que no existe en el medio educativo latinoamericano ni nacional. Cuando esta construcción se basa en el enfoque de autoevaluación,el proceso es participativo, ya que los actores sociales interactúan de manera directa y reflexiva, lo que proporciona compromiso con el proyecto de mejora institucional. Se finaliza con una propuesta de intervención desde la gestión educativa en el área de evaluación.