Resumen

Tanto a nivel teórico como práctico, no existe un consenso acerca de qué se entiende por Calidad de Vida dado que este concepto posee un carácter complejo y multidimensional. En algunos casos, la satisfacción de vida se equipara con la Calidad de Vida y se refiere a la evaluación subjetiva que realiza un individuo del grado en el cual sus necesidades, deseos y metas más importantes se encuentran realizadas. Se asume que la satisfacción de vida total de una persona consiste en una amplia suma de satisfacciones en áreas particulares de la vida que son valoradas o juzgadas importantes, considerando que es un estado fluctuante y no un rasgo constante [6]. Campbell [4] plantea que la satisfacción de una persona en un área particular se integra con diversas componentes que cubren los distintos aspectos de la vida de una persona y que son evaluados subjetivamente por los individuos tanto en lo referido a la importancia en su contexto vital, como en relación a su felicidad o bienestar en dichos aspectos. En este trabajo, se evalúa la validez de este modelo teórico en la población de la ciudad de Buenos Aires, Argentina, mediante el ajuste de un modelo de Análisis Factorial Confirmatorio de segundo orden, aplicado a los ítems de una prueba que mide la calidad de vida percibida por los sujetos. El modelo se aplicó sobre una muestra de 1336 individuos de entre 18 y 65 años y los resultados del Análisis Factorial Confirmatorio muestran que la calidad de vida percibida por los sujetos está en estrecha relación con su nivel de satisfacción con una serie dimensiones o factores latentes: Ambiente o hábitat del sujeto, su Necesidad de trascendencia,las Redes sociales que lo contienen, y su Crecimiento Personal.
Palabras clave: calidad de vida, análisis factorial confirmatorio, modelos de ecuaciones estructurales, factores latentes