Resumen

El presente ensayo refiere una crítica a la propuesta de verdad absoluta que se adjudica a la Medicina Alopática. Esta, tiene un gran poder en el mundo, y se plantea su efectividad por el supuesto de objetividad. Para ello, se busca eliminar los factores que se supone pueden afectar dicha objetividad: lo subjetivo en los pacientes, y lo no directamente visible. Mediante esta discusión, se intenta demostrar que la obtención de este título de completa objetividad es imposible, puesto que el conocimiento se encuentra influido y determinado por los factores propios de la época, entre ellos los intereses de poder. Por lo tanto, no se debe prejuiciar sobre otros tipos de Medicina, que toman en cuenta lo subjetivo y no visible, sino más bien reflexionar sobre los resultados que se han obtenido también desde estas formas de conocimiento y curación.