Abstract

Alimentación y manejo del calostro en el ganado de leche. El presente trabajo es una revisión de literatura cuyo objetivo es resaltar la importancia de la alimentación y manejo del calostro en el ganado de leche. La transferencia de inmunidad pasiva en terneras debe ocurrir por ingestión de calostro, ya que la placenta bovina previene la transferencia de inmunoglobulinas (Ig) de la madre al feto. La concentración de Ig en el calostro ha sido asociada como un factor importante para alcanzar niveles adecuados de inmunoglobulinas en el suero sanguíneo de terneras recién nacidas. Sin embargo, las terneras pueden absorber Ig del calostro solamente por un tiempo limitado después del nacimiento, y poca absorción es posible más allá de 24 h. Una inadecuada absorción de Ig, especialmente IgG1 dará como resultado bajas concentraciones de Ig en el suero de las terneras y un mayor riesgo de adquirir enfermedades que eventualmente podrían ocasionar la muerte. Además del tiempo que transcurre entre el nacimiento y el suministro de calostro, la concentración de Ig en el suero sanguíneo de las terneras dependerá de la masa de Ig consumidas, lo cuál está en función del volumen de calostro consumido, la concentración de Ig en el mismo y la eficiencia de absorción de las Ig por parte de la ternera. Muchos factores influyen sobre la concentración del Ig en el calostro de vacas lecheras, entre ellos el número de lactancia, la cantidad de calostro producido y el tiempo transcurrido después del parto.