Resumen

Este artículo propone identificar cuáles son los cambios que se generan en los niveles de razonamiento causal y en la argumentación causal de niños de 8 a 10 años cuando escriben textos sobre el fenómeno físico de rebotar. Específicamente, se tienen como objetivos analizar la influencia de dos contextos de escritura (colaborativo e individual) sobre los niveles de razonamiento causal en la población analizada y contrastar los componentes argumentativos cuando justifican la ocurrencia de dicho fenómeno en los dos espacios. Se tuvo como hipótesis que la interacción en la situación de escritura mejoraría significativamente la calidad de los textos. Se trabajó con una muestra de cuarenta y ocho estudiantes de dos escuelas públicas de Cali (Colombia). Participaron en este estudio 19 niños y 29 niñas (M= 9.4; SD= 0.74). El diseño experimental tuvo dos tipos de escritura: colaborativa e individual. En la primera condición, se conformaron triadas para la escritura de los textos; en la segunda condición, se escribieron estos de forma singular. Los sujetos experimentales fueron seleccionados y distribuidos al azar en las dos condiciones. Los resultados dan evidencia para confirmar la hipótesis del estudio. Se obtuvo un mayor número de afirmaciones causales en el contexto colaborativo y con un nivel de interacción mayor entre ellas, que las descritas en el individual. Análisis de varianza (Anova) dan cuenta de diferencias significativas en el número de variables y en el número de interacciones propuestas. En el discurso argumentativo se encontraron diferencias significativas para las afirmaciones causales, pero no para los otros componentes argumentativos. Los resultados son un indicador de que se alcanzan niveles de razonamiento más complejos escribiendo colaborativamente textos sobre fenómenos físicos que aquellos que se logran individualmente. Sin embargo, la argumentación causal no se complejiza en su estructura, más allá de aumentar el número de afirmaciones contenidas en los puntos de vista.