Resumen

El artículo se elaboró como respuesta a la falta de convivencia democrática social que se ha trasladado al sistema educativo peruano. Los hallazgos, desde el año 2015 hasta la actualidad, indican que este problema prevalece en los grupos escolares organizados por políticas con falta de justicia social. Adicionalmente, el uso de una pedagogía vertical produce un estado anárquico en el aula. Este estado anárquico primigenio se transfiere entre docentes y estudiantes mediante la ejecución de la programación curricular, razón por la cual el problema parte del mismo proceso de escolarización pública. Como objetivo central se planteó comprobar el cambio democrático escolar de la convivencia luego de aplicar un programa de Educación Sensible o Educación desde la sensibilidad, el cual es una teoría pedagógica apoyada en la formación moral para fortalecer acciones basadas en la cooperación social. La metodología de la investigación tiene un enfoque cuantitativo, con tipología de diseño preexperimental. La muestra estuvo conformada por 40 estudiantes de cuarto grado de primaria (M = 10.1 años; D.E. = 1.84), originarios de un contexto vulnerable de Lima, Perú. Se utilizó la Escala de Medición de la Convivencia Democrática (ESMCD). Los resultados corroboran que el método de Educación Sensible basado en concientización, autonomía y autoevaluación emocional incrementaron los índices de convivencia democrática. Se concluye que los factores de autoconciencia, reflexividad, y sensibilidad actitudinal y afectiva orientan y determinan la constitución de los valores democráticos materializados en indicadores como (a) capacidad de tolerancia, (b) ajuste a las normas democráticas y (c) resolución de conflictos. Por último, la reflexión sobre los resultados permite indicar que la colaboración es la competencia que se desarrolló con mayor lentitud en el grupo estudiantil.

Palabras clave: autoevaluación, tolerancia, educación sensible, convivencia democrática