Resumen

Los programas efectivos en la enseñanza de la lectoescritura tienen, como denominador común, a docentes con una formación especializada. El estudio que se resume en este artículo sugiere que un grupo importante de educadores de la región no adquiere este nivel de formación y, en consecuencia, desconocen cuáles son y cómo se enseñan las habilidades básicas de la Lectoescritura Inicial (LEI). Los programas de formación inicial carecen de cursos basados en la evidencia científica que preparen en esta materia, de acuerdo con el análisis realizado. La investigación, realizada entre 2018 y 2019, analizó el estado de la formación inicial docente (FID) para la enseñanza de la LEI en una universidad guatemalteca. Se aplicó una metodología cualitativa y se trianguló información obtenida de: (1) el mapeo de currículos de FID en el ámbito de la LEI a partir de un marco conceptual basado en la evidencia investigativa sobre el aprendizaje de la LEI y sobre lo que el cuerpo de docentes en formación debe aprender para su instrucción efectiva; (2) entrevistas a docentes formadores y docentes en formación y (3) observaciones de aulas universitarias. Los resultados revelan brechas entre lo que la evidencia propone, lo que el programa incluye y la formación inicial que recibe el alumnado docente, promoviendo la discusión sobre su diseño. Se presentan recomendaciones para la revisión de los programas de FID y su posible reestructuración en alineación a la evidencia actual para abordar algunas de las brechas identificadas.

Palabras clave: investigación curricular, lectoescritura inicial, formación inicial docente, educación superior