Resumen

Por múltiples motivos, la década de 1940 fue una época muy particular en la historia de América Latina. Así, se desarrollaron procesos de transformación política que se conjugaron con un creciente movimiento social, principalmente compuesto de trabajadores urbanos organizados en sindicatos y enlazados con ciertos políticos que construyeron un lenguaje de integración ciudadana que es ya conocido en la historiografía latinoamericana como “populismo clásico”.