Resumen

Pese a que aun en los peores años de las dictaduras centroamericanas la actividad electoral raravez fue completamente suspendida,[1] el estudio de los comicios y de las leyes e instituciones queregulaban su realización no ha sido prioritario para los investigadores locales y extranjeros. Estoúltimo se explica, en buena medida, porque el trabajo académico realizado a partir de la década de1980 se ha concentrado en el análisis de la historia social y agraria del istmo.[2] Sin embargo, taldesinterés está presente incluso en autores como Jeffrey Paige, Robert G. Williams y DeborahYashar, preocupados por explorar los vínculos entre grupos sociales, Estados y democracia.