Resumen

En el contexto de un Sistema Nacional de Aseguramiento de Calidad en educación, que exige precisión en la definición de los aprendizajes del currículo nacional; el presente estudio compara lo planteado en los estándares orientadores para personas egresadas de carreras de pedagogía en educación básica con lo que ocurre en las escuelas de primaria; ya que se asume que para cada asignatura se designarán profesionales con preparación en el área. Este artículo pretende contribuir a la reflexión sobre la formación docente y la necesidad de potenciar el trabajo en todas las disciplinas para generar aprendizajes más contextualizados y significativos, y cómo esta situación presenta una buena oportunidad para que las universidades puedan crear una especialización, post título o mención para docentes del primer ciclo básico en las áreas indicadas sin preparación. Para esta investigación se trabajó con 50 docentes y 30 directivos de escuelas subvencionadas; además, se revisó la oferta académica de 28 universidades que dictan esta carrera en Chile. Los resultados evidencian que no existe una relación entre la práctica y la formación profesional en una mención específica, porque en realidad las y los docentes imparten clases también en otras disciplinas como Artes Visuales, Música o Tecnología, independiente si recibieron o no preparación en ellas, y en consecuencia, al no tener certeza del dominio que posee el profesorado sobre estas áreas del conocimiento, no se puede garantizar que la formación que reciban sus estudiantes sea de calidad, lo que demanda que las escuelas formadoras de docentes pongan un acento especial en la necesidad de impartir menciones en todas las asignaturas impuestas como obligatorias.

Palabras clave: Calidad de la educación, Formación de profesores de primaria, Enfoque interdisciplinario, Plan de estudios universitarios, Política educacional