Resumen

El objetivo de este artículo es evidenciar la respuesta a una pregunta clínica establecida respecto de la efectividad del lavado de manos prequirúrgico con cepillo y sin cepillo. Esta técnica, disposición obligada y habitual previa a cualquier procedimiento de cirugía, se ha llevado a cabo para disminuir las bacterias transitorias en la piel e inhibir el crecimiento de los microorganismos. Pese a esta medida y de otras como el tratamiento profiláctico con antibióticos, la complicación principal de las cirugías es la infección de la herida quirúrgica, al punto de que en la actualidad es una situación frecuente que origina consecuencias negativas, tanto para las instituciones, como para los pacientes. Dado que elegir el método más efectivo y seguro de lavado de manos prequirúrgico para el binomio personal profesional quirúrgico/ paciente es motivo de controversia, se ejecuta este trabajo, partiendo de la metodología de “práctica clínica de enfermería basada en la evidencia”. Se formula una pregunta en formato PICO. Luego, se indaga información en las bases de datos GOOGLE ACADÉMICO, PubMed, Cochrane y Base de Datos para la Investigación en Enfermería (BDIE). Se obtuvo 20 documentos relacionados con el tema de los cuales se descartaron 12 por asuntos metodológicos y de calidad, sólo ocho fueron analizados mediante la aplicación de los criterios que establece CASPe para contestar a la preguntar clínica. Se concluye que el lavado de manos con cepillo es igual de efectivo que la técnica sin cepillo en cuanto a la disminución de la flora bacteriana
superficial cutánea, aunque esta última técnica tiene ventajas respecto de la práctica tradicional.
Palabras clave: profesionales-enfermería, lavado-manos-quirúrgico, infecciones-herida-quirúrgica