Resumen

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) se caracteriza por atender pacientes de extrema gravedad, donde el cuidado prima en su totalidad. La UCI, además, es una unidad cerrada y con cupos limitados, donde el personal que labora está altamente especializado, haciendo que sus funciones se limiten a ella. Esto provoca que los cuidados especializados se concentren en unidades intensivas, dejando a las unidades más básicas sin esta cobertura, de tal manera que el paciente críticamente enfermo o en vías de descompensación tenga un rápido deterioro en salas de menor complejidad por falta de atención específica. Se realizó una búsqueda sistemática de la literatura, que consiste en la utilización de buscadores y bases de datos especializadas. Se estructuró, finalmente, un narrativo de los resultados. Los Servicios de Extensión de Cuidados Críticos se aplican ya en distintas partes del mundo, sobre todo en Europa, Canadá, Australia y Argentina, pensando en la calidad de atención especialista al paciente crítico, bajo esta metodología. Se intentó identificar y describir funciones, determinar la estructura, beneficios y dificultades en la implementación de un Servicio de Extensión de Cuidados Críticos en el paciente adulto para que en un futuro se pueda aplicar a nuestra realidad tanto local como nacional