Resumen

La percepción social que tenga una profesión está directamente relacionado con lo que el profesional transmita de su propia identidad. En el caso específico de la enfermería, lleva en sus hombros una carga histórica que, en lugar de darle prestigio, le dado estigmas, tales como: el uso de uniforme, el ejercicio enfermería como castigo (pago de pecados) y el comienzo de la profesionalización con Florence Nightingale. Se realizó una revisión bibliográfica en bases de datos Scielo, Google Académico, Biblioteca virtual de salud de la OMS, con los términos boleanos de “percepción social” “enfermería” “identidad profesional” y se obtuvieron 34 artículos científicos de tipo revisión o de reflexión; se seleccionaron artículos de menos de 5 años que responda a la búsqueda e interés del autor. Como resultados, se obtuvo que la enfermería como profesión posee estigmas como debilidad, invisibilidad, poca autonomía, injusta remuneración, juguete sexual y demás estereotipos. Se concluye que, si bien las creencias erróneas de enfermería están intricadas en la población, el enfermero es el único encargado de construir una identidad profesional sólida, la cual se transmitirá a la sociedad.

Palabras clave: Enfermería, Percepción-Social, Profesión