Resumen

La Carta de la OEA proclamó la norma de gobernabilidad democrática que validó la importancia de la democracia representativa como central a la paz y estabilidad del hemisferio occidental.  Aunque ese compromiso normativo tuvo sentido en la era de la política del buen vecino, el multilateralismo y la no intervención, el abandono por Estados Unidos de esos principios desde la administración Eisenhower debilitó la norma y creó una crisis de legitimidad en la OEA a raíz de los casos de Guatemala en 1954 y Cuba en 1962.  La aprobación de la Resolución VI en la reunión de cancilleres de 1962, excluyendo a Cuba de la OEA debido a la ideología marxista de su gobierno fue un caso de institucionalización contraproducente de la norma de gobernabilidad democrática.  Este artículo explora el ciclo de retroceso y renovación de la norma de gobernabilidad democrática a través del examen del tratamiento de Cuba en la OEA desde 1962 hasta la Asamblea General N° 39 de la OEA en San Pedro Sula en junio de 2009.

 

Palabras clave: constructivismo, legitimidad, cuba, normas internacionales, oea, relaciones interamericanas