Resumen

Los datos sobre la población en países en desarrollo se obtienen principalmente de las visitas a los hogares. Ejércitos de entrevistadores recolectan esos datos usando cuestionarios en papel (PAPI, paper and pencil method), pero tal información se infesta de errores no aleatorios. La reciente tecnología de las entrevistas asistidas por computadora (CAPI) es un avance importante sobre PAPI en lo que respecta a reducción de errores y los tiempos de espera en la disponibilidad de los datos. Pero la tecnología CAPI ha sido de difícil implementación en los países en desarrollo debido a restricciones ergonómicas, costos y delincuencia asociada a las computadoras portátiles (laptops). Por esto, el Centro Centroamericano de Población (CCP) ha desarrollado un sistema CAPI para PDA (Personal Digital Assistant o computadora de mano), que podría revolucionar la forma en que los datos son obtenidos, reduciendo el fraude, errores, tiempos y costos incluso para encuestas complejas. Este artículo reporta las lecciones aprendidas de usar este sistema en el estudio CRELES en Costa Rica.