Resumen

El objetivo planteado en este trabajo fue el de caracterizar la presión y el control al comer que ejercen madres de preescolares costarricenses de clase alta y baja, evaluando relaciones con  el IMC de sus hijos, el tipo de lactancia, la ablactación, la escolaridad de la madre y su dedicación al hogar.  Para ello se solicitó a 102 madres de clase alta y 121 de clase baja completar una encuesta validada (α de Cronbach de 0,7) basada en escalas de Likert, para cuantificar, además de la información general requerida, los niveles de control y presión.  Adicionalmente, se determinó el IMC según género de sus hijos preescolares (102 niños de clase alta y 103 de clase baja).  Para el estudio de los datos se utilizaron pruebas  de t-Student y análisis de varianza, así como correlaciones y evaluaciones de chi cuadrado.  Se estableció una tendencia al sobrepeso en ambos sexos en la clase alta, la cual contrasta con las niñas pobres quienes tienden al bajo peso.  Se evidenció una mayor frecuencia de trabajo fuera del hogar en la clase baja (p=0,008), siendo la introducción de alimentos sólidos más temprana (p=0,04).  La leche materna fue la opción más empleada en ambas clases sociales para el neonato.  Ambas clases mostraron “control” y “presión” altas, especialmente entre las madres de clase social baja que trabajan fuera del hogar (p=0,0001).  Ambos parámetros correlacionan de manera positiva moderada (r=0,44; α=0,05).  La correlación es más fuerte entre la clase alta (r=0,54), sobre todo en las niñas (r=0,6). Palabras claves: Control al comer, presión al comer, crianza, antropometría, preescolares