Resumen

En este artículo se analizan tres novelas publicadas por la escritora
española Rosa Montero: Temblor (1990), Bella y oscura (1993) y La hija del Caníbal (1997). Se plantea que estas obras presentan diversas características de la denominada novela de formación o de aprendizaje (bildungsroman), en los tres casos con protagonistas femeninas. Así, en esas novelas se elabora y describe, con la ayuda de diferentes técnicas narrativas, el proceso de conformación de la subjetividad de tres mujeres, sus relaciones con el mundo exterior, con los otros
sujetos (hombres y mujeres) y con su propio yo, todo lo cual les permite construir, poco a poco y paso a paso ­como en todo proceso­, su propia identidad.