Resumen

El trabajo propone la existencia de dos tipos de relaciones entre los seres humanos, las primigenias, surgidas sobre la base de los sentimientos elementales de cariño y protección, y las propiamente sociales, surgidas de la necesidad de cooperación. La institución familiar supone ambas. Como resultado de las condiciones que consolidan al capital aparece la familia nuclear y se propone la discusión de su crisis, desde la perspectiva de las transformaciones contemporáneas de la acumulación de capital a escala mundial. Concluye presentándola como una forma familiar altamente permeable
a las relaciones primigenias y a las sociales, lo que constituye tanto su debilidad como su fortaleza.