Resumen

Además del marco biofísico, el sistema agroproductivo está determinado por sus características etnoculturales, socioeconómicas y políticas. Existe poca investigación al respecto y poco conocimiento sobre los pueblos indígenas, que han empleado, desde siempre, iniciativas locales como reacción a problemas históricos ligados con la naturaleza. La agroecología se basa en las experiencias indígenas sobre la dimensión ecológica, pues analiza la apropiación y utilización del agroecosistema por parte de las unidades familiares indígenas, su sabiduría, racionalidad y significados prácticos. A pesar de que hoy se reconoce que el indígena posee amplios conocimientos sobre entomología, botánica, suelos, agronomía, y que cuenta con tecnologías y prácticas agrícolas más sensibles al entorno natural y social, el desarrollo convencional ignora y excluye deliberadamente el conocimiento indígena.