Resumen

El movimiento de mujeres costarricenses de fin de siglo ha llegado a una maduración consensual en torno a puntos tales como la equidad por medio de cuotas de representación política, la responsabilidad paterna, así como la necesidad de desarrollar políticas públicas con perspectiva de género. Estas y otras demandas fueron publicadas entre 1995 a 2000 y constituyen una importante retroalimentación para la academia y la sociedad en general. La Agenda de Mujeres Costarricenses (1997) presenta los siguientes temas centrales: Economía, Ambiente y Desarrollo sostenible, Toma de decisiones, Violencia de género, Salud, Educación para la igualdad, Trabajo, Comunicación, Relaciones y Responsabilidades familiares, Arte y Cultura e Identidades culturales y étnicas. Dichos trabajos integran una agenda política de mujeres que se convierte en la base para las luchas conjuntas de los últimos años, lucha que requiere tanto la participación activa de los grupos de mujeres como de la academia.