Resumen

La soberanía de un Estado se manifiesta en el derecho constitucional que le asiste para suspender las garantías individuales de sus ciudadanos bajo la retórica de salvaguardar sus derechos, suspendiéndolos.
México no escapa a esta lógica estatal. Sin embargo, en este mismo espacio de anulación jurídica emergen otros modos de estar-juntos puestos en práctica por los ciudadanos desnacionalizados”, en el sentido de la pérdida de sus derechos en su propio país de origen, que indican nuevas modalidades de acción política surgidas de la desagregación de los derechos de la ciudadanía moderna. Para ello, propongo rastrear las huellas del Estado de excepción en la experiencia mexicana para identificar los rasgos que se repiten en el tiempo y sobreviven, aún, poniendo en peligro el equilibrio entre el respeto a los derechos ciudadanos y una legislación de emergencia. A continuación, se exploran algunos elementos de la democracia representativa moderna que permiten explicar la escenificación ficticia de la gobernabilidad puesta en marcha por el Estado de excepción. Para concluir con la enunciación de algunos ejemplos de lo que hoy podríamos identificar con la emergencia de prácticas de participación ciudadana surgidas en un contexto de excepción.
Palabras clave: Estado de excepción, democracia representativa, gobernabilidad, derechos, participación ciudadana