Resumen

Este artículo da cuenta de cómo la concepción del Derecho Humano a la Salud, que hoy nos es familiar, se ha desarrollado a lo largo de la historia. Es un campo de acción con fundamentación propia, sostenido a partir del análisis de los tres rasgos fundamentales de los Derechos Humanos: el carácter absoluto, la universalidad, la inalienabilidad.