Resumen

El autor debate una serie de conceptos y postulados de lo que denomina genéricamente la corriente post-marxista, que se auto identifica como contestataria, y que se extiende particularmente en la década de los noventa del siglo XX. Este enfoque post-marxista pretende revisar, superar o diluir algunos ejes del paradigma marxista, fundamentalmente la centralidad de las clases sociales en el mundo contemporáneo y la lucha de clases como motor del cambio social. En ese marco, este enfoque se apropia y construye sus teorías sobre la base de nuevas y no tan nuevas categorías tales como globalización, sociedad civil y ciudadanía, dándoles diversos contenidos. El autor trata de identificar a qué responde ese movimiento intelectual, cuáles son sus alcances y limitaciones; además, lo confronta, procurando reivindicar la esencia radical del pensamiento marxista.