Resumen

Este artículo estudia algunos rasgos geopolíticos que inciden en la consolidación de Costa
Rica como una “periferia del placer” turística, para los países del llamado primer mundo.
Estas condiciones van desde el contexto internacional, pasando por Centroamérica, a las
condiciones más pequeñas como el caso de la provincia de Guanacaste, hasta llegar a la
particularidad del distrito de Sardinal. Estas situaciones están mundialmente tensadas por
la relación íntima entre migración y turismo, marcadas por nuevas formas de colonialidad.