Resumen

En la Universidad de Costa Rica, el estudiantado realiza 300 horas de Trabajo Comunal
Universitario (tcu), con el propósito de devolver a la comunidad parte de lo que la universidad
pública autónoma invierte en su formación. El tcu nro. 618 está orientado al rescate de
modalidades educativas diferentes al colegio diurno “académico”, buscando apoyar colegios
nocturnos y técnicos profesionales que por un lado, tienen malas tasas de aprobación y por
otro, muestran experiencias exitosas en el involucramiento escuela-comunidad. Se realizó un
taller acerca de bullying en un liceo nocturno del casco metropolitano. El estudiantado involucrado
expresa cierto conocimiento “ingenuo” de la vinculación entre violencia interinstitucional
con la violencia estructural y expresa malestar ante la violencia verbal, la humillación
y la burla, que se encuentra cargada de significados xenófobos, machistas y excluyentes.