Resumen

La producción literaria cubana, antillana o afronegrista, ha marcado además de una época
“real maravillosa”, una perspectiva de análisis relevante para entender las singularidades
culturales del pasado que se gestan en el presente entre las diversas manifestaciones religiosas
cubanas. El objetivo de este artículo es analizar cómo las ideas religiosas de ancestro
africano han construido múltiples identidades culturales en los imaginarios del Gran
Caribe y las Antillas. En lo que refiere al caso cubano, se puede aseverar en la identificación
del “negro” como parte de una extensa discusión que conduce a entender las situaciones
culturales en sentidos amplios de significado. Finalmente, matizar las horizontalidades
simbólicas desde la literatura es relevante en sentido de extender, no solo la discusión sobre
la temática, sino futuros planteamientos entre lo imaginativo, lo representativo y lo existente.