Resumen

En este artículo se analiza el conflicto suscitado por la apropiación de agua del acuífero
Sardinal en Guanacaste, Costa Rica, cuyos puntos más críticos ocurrieron entre 2008 y
2010. El conflicto incluyó movilizaciones, controversias científicas y juicios en los que participaron
moradores de la comunidad, representantes del Estado, organizaciones no gubernamentales,
eclesiásticas y la empresa privada. Si bien en el ámbito judicial el conflicto se
resolvió a favor de la comunidad, queda pendiente aún superar sus causas estructurales:
inconsistente accionar de las instituciones estatales, falta de planificación territorial, y
exclusión espacial y económica de las comunidades locales para favorecer la inversión
turística.