Resumen

La reforma a la estructura socioeconómica que se vivió en Costa Rica desde la década de
1980, implica necesariamente cambios en el sistema financiero-bancario. Estos cambios
conllevaron la finalización del monopsonio que ostentaba la banca estatal sobre los depósitos
del público en 1995, modificando sustancialmente el accionar de la banca estatal. En el
presente artículo se demuestra cómo se expresaron estos cambios en el Banco Nacional de
Costa Rica (BNCR).