Resumen

Se analiza críticamente, los criterios implícitos epistemológicos en la concepción y práctica evaluativa predominante, para postular que las evaluaciones no son expresiones objetivas, universales ni técnicas. La evaluación debe ser una investigación que se aproxima a la comprensión del fenómeno evaluado y cuyo resultado será inédito en razón de las peculiaridades, del contexto histórico y coyuntural, así como, del estado del conocimiento sobre lo evaluado; incluso, de la concepción interpretativa y metodológica del investigador.