Resumen

Las elecciones generales de 2010 no modificaron radicalmente el sistema de partidos en la época post-bipartidista. Dos son los factores fundamentales que caracterizan a este periodo. Por un lado, una composición pluralista y sin mayorías de los órganos de representación política producto de una elevada fragmentación del sistema de partidos y por el otro, la alta volatilidad en las preferencias electorales de la ciudadanía, a pesar de una ligera reducción en el 2010. Como hecho relevante, por primera vez en la historia del país, una mujer ocupa el cargo de Presidente de la República.