Resumen

En este artículo se muestra la importancia que adquiere el territorio como componente fundamental en la configuración de la identidad de sus habitantes. Se presentan las pautas que permiten comprender el territorio como ese ámbito físico donde se re-producen las relaciones sociales, pero sobre todo, facilita entender la forma en la que es reconocido por sus ocupantes y por extraños como una extensión de la identidad del grupo que lo ocupa, tomando como referencia el distrito de San Rafael de Escazú.