Resumen

El presente pretendió determinar la influencia del consumo de licor en la incidencia de conductas sexuales riesgosas de algunos estudiantes entre los 18 y 22 años de edad que asisten a la Universidad de Costa Rica. Asimismo, se investigó la influencia de la autoestima y el conocimiento de enfermedades de trasmisión sexual tomando en cuenta la edad. Para lograr estos fines, se creó un instrumento, que implicó validación, consistencia interna y la creación de un modelo explicativo, en el cual se pudiera evidenciar como algunas variables independientes influyen en otras. El instrumento se aplicó a 96 estudiantes de la Universidad de Costa Rica, distribuidos en cantidades iguales de hombres y mujeres. Como resultado principal se encontró que a mayor consumo de alcohol, habrá tendencia a mayor cantidad de relaciones sexuales, mayor cantidad de parejas sexuales y mayor cantidad de parejas sexuales desconocidas o conocidas el mismo día. Por ello si se considera como conducta sexual riesgosa la presencia de estos tres factores, podremos afirmar que el consumo de alcohol puede generar conducta sexual riesgosa.